Remangue de arena

Un sistema para la recuperación y regeneración en las playas con arena, es el remangue de arena. Esta práctica consiste en volver a depositar en zona seca la arena extraída de los primeros metros que a consecuencia del oleaje se ha introducido en el mar. De esta forma conseguimos sacar arena que poco a poco se va metiendo en el mar conservando el estado de la playa.

El remangue de arena es una práctica habitual para acondicionar las playas, realizando todas las batimetrías y los estudios medioambientales previos. Es una forma respetuosa de recuperar arena en el periodo invernal. Para los trabajos se instala una barrera anticontaminación y antiturbidez que evita cualquier posible vertido al mar de elementos contaminantes durante los trabajos.

Antes de iniciar el remangue de arena se debe realizar un estudio previo de las condiciones y características de la arena, marcando aquellas zonas en las que no se puede actuar debido a la presencia de posidonia. Esta actuación de recuperación debe estar supervisada por biólogos o técnicos medioambientales que puedan garantizar la restitución de la calidad del paisaje y su mantenimiento. Además este tipo de actividades se realizan fuera de periodos de cría de ciertas especies, principalmente en meses invernales, donde el metabolismo del ecosistema sea bajo para respetar la fauna y flora del entorno.