En los arenales de las playas a menudo se acumula basura, desechos y algas a consecuencia de los temporales, tormentas y oleaje o causados por nuestro propio paso por las mismas.

En Acuárea realizamos distintos trabajos y actuaciones de limpieza y retirada de residuos para mantener en buen estado las playas.

No olvidemos que una playa sin suciedad acumulada es un espacio limpio, cuidado y adecuado para el baño.