Un DEA (desfibrilador externo automático) es un tipo de desfibrilador que analiza automáticamente el ritmo cardíaco de una persona que está sufriendo un paro. Cuando sea necesario, libera una descarga eléctrica al corazón para restablecer un ritmo normal.

Su sencillez de uso hace que el personal no médico lo pueda utilizar con seguridad y eficacia siguiendo las instrucciones de uso que indican el paso a paso.

El desfibrilador LIFEPAK CR 2 cuenta con un programa de administración que permite monitorizar su estado, enviar datos de intervención a los servicios de emergencia y hospitales y comprobar su ubicación entre otras utilidades.

 
 

Un DEA puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para ayudar a una persona que está siendo victima de un paro cardíaco hasta que llegue un profesional médico.

Nuestro compromiso llega a todos los ámbitos de la sociedad, especialmente en el de la salud, pero también colegios, asociaciones, empresas, edificios públicos, clubs deportivos, hoteles, playas, transporte público, comunidades de vecinos, centros comerciales, etc.

Nuestro objetivo es contribuir al mayor número de espacios cardioprotegidos, aquellos que cuentan con un desfibrilador en sus instalaciones, correctamente ubicado y señalizado.